Zapatillas de Futbol Sala

Quizá resulte peligroso creerle a Joyce cuando dice que Mr. Bloom es el Everyman. Mr. Bloom está lejos de ser cliché aunque sí es un excelente ejemplo del funcionamiento tanto del cuerpo como de la mente humana. Por otra parte, Mr. Bloom es Mr. Bloom, he is his own man. Desde los primeras páginas del Capítulo 4 saltan a la vista dos cosas: la primera que a este hombre lo hemos visto antes, cruzando no sólo el puente de O’Connell en el centro de Dublín Guantes de Portero Adidas todos los puentes de todas las ciudades del mundo; y, la segunda, que a Mr. Bloom no lo hemos visto antes ?y lo más seguro es que jamás lo veremos? en ninguna página de ningún libro de la historia de la literatura mundial. La indiscutible originalidad literaria de Mr. Bloom es el resultado de un riguroso proceso de selección y combinación de elementos aqui experimentales. Un narrador discreto simpatiza con su protagonista y reduce el espacio entre los dos al mínimo, al mismo tiempo que un protagonista simpático, liberado de cualquier control, revela la riqueza infinita de nuestro mundo mental. Aparte de la audacia de estas innovaciones técnicas, la meta de Joyce es obvia: la intención no es trazar el perfil de cualquier hombre sino el perfil de Mr. Bloom, con todo su bagaje cultural, religioso, sexual y culinario.

El Mundo Sensorial


El gusto de Mr. Bloom por los órganos internos de los animales no puede negarse. El señor Leopoldo Bloom comía con fruición órganos internos de bestias y aves. Le gustaba la espesa sopa de menudos, las ricas mollejas que saben a nuez, un corazón relleno asado, lonjas de hígado fritas con raspaduras de pan, ovas de bacalao bien doradas. Sobre todo le gustaban los riñones de carnero a la parrilla, que dejaban en su paladar un rastro de sabor a orina ligeramente perfumada. Este gusto por los órganos es acompañado por un fuerte sentido del olfato. Dublín, como todas las ciudades, huele. A veces huele bien, a veces huele mal. Mr. Bloom, un desterrado en sentido real y figurativo, sale temprano a comprar el riñón de cerdo tan anhelado. Al pasar por el pub de Larry O’Rourke “salía flotando el flojo borboteo de cerveza. A través de la puerta abierta el bar despedía bocanadas de jengibre, polvo de té, bizcochos mascados”. En la carnicería de Glugacz “respiró tranquilamente el tibio aliento de la cocida y condimentada sangre de cerdo”. Y, al regresar a casa, y después de desayunar, en el baño “siguió leyendo, sentado en calma sobre su propio olor ascendente”. Por otra parte, los ojos de Mr. Bloom son el registro fiel de su contorno, tanto doméstico como urbano. Saliendo de la recámara de Molly y antes de irse a la tienda de Glugacz, toma su sombrero de la percha y lee la grasosa inscripción en su interior: Plasto’s high grade ha.

Descargar google play

Hace más de diez años, cuando en su país gobernaba el segundo presidente electo después de una dictadura, ella fue apaleada y torturada. La ‘tiraron’ y ‘fue recogida’ por una amiga que la llevó a su casa, la cuidó y atendió hasta que pudo viajar. Volvió a su ciudad, a casa de unos tíos suyos, y una de sus primas la cuidó atentamente durante un año mientras intentaba recuperarse fisicamente.
Su delito: militar en un movimiento social cuyas armas son las palabras, las ocupaciones y las manifestaciones pacíficas. Luchaba, lucha, por una sociedad más justa, para que la pobreza extrema que ve día a día y el hambre que sufren la mayoría de sus habitantes desaparezcan.
En aquel año, debido a la tortura sufrida, le extirparon medio pulmón izquierdo. El derecho lo consiguieron salvar, pero con la condición de cuidarse y medicarse durante toda su vida.

Siguió militando en ese movimiento social luchando por sus ideales.
Durante años destacó dentro de la organización por su capacidad y por su sacrificio. Nunca dudó ni un instante de enfrentarse a lo que fuese, siempre en bien de la fuente.
Hace un par de años, debido a una fuerte infección en el pulmón derecho que estaba dañado como consecuencia de las torturas sufridas, tuvieron que también extirparle una parte.
Era una operación delicada, peligrosa, inevitable y cara. Lamentablemente no tenía el dinero necesario para poder pagarla. Ningún seguro privado la cubre. No tiene, no existe, ningún seguro público que se haga cargo.
Un día, cuando volvía del hospital, un hombre en la calle le preguntó si quería comprar lotería. Fue un impulso. La compró, y sorprendentemente, ¡ganó!


Gracias a ese dinero, a la ayuda de sus amigas, amigos y de la organización, finalmente pudo pagar la operación.

Chicas fitness

¿Por qué un pingüino? Porque estoy esperando la respuesta de aceptación de una ponencia en un congreso que se celebrará en julio en Rosario, Argentina. De ahí también proviene el nombre.

Y porque no me gusta el invierno, soy Chicas fitness friolera (llevo chaqueta en las noches de verano, salvo los dos días de más calor del año).
Ultimamente, salvo estancias en zonas tropicales llenas de mosquitos que se lo pasan pipa picándome, termino en el invierno latinoamericano… no es que me queje, deseo ir a ese congreso, pero no me gusta el frío, y no entiendo porque no pueden hacerlo en un mes de calor.
Aunque eso no es garantía de nada. El año pasado estuve en un congreso en Recife (Brasil), donde hace calor todo el año, y tenían el aire acondicionado tan alto, que se congelaban hasta las ponencias…

Así que pienso que un pingüino puede ser mi mejor compañero en estos días de frío y rosas…

Aquí y ahora comienza este nuevo espacio de escritura para vomitar experiencias, reflexiones y demás pensamientos no reflexionados…
Ha sido un insomne impulso creador Click aqui por un incontrolable tic de un dedo, que va provando, va curioseando, y siempre quiere más.
No tengo demasiado claro que contenidos tendrá en un futuro… lo único que se puede preveer es que surgirán de vivencias y lecturas, de lo cotidiano, de noticias, de conversaciones, de sueños, de…